La filandorra

La Filandorra es una fiesta tradicional que se celebra en el municipio de Ferreras de Arriba en Zamora, Castilla y León.

Se trata de una mascarada invernal que se celebra el 26 de diciembre.

Los cuatro personajes de la obisparra, Fiandorra, Diablo, Madama y Galán, Dos feos y dos guapos, dos malos y dos buenos se dirigen calle por calle y casa por casa a felicitar las fiestas a los ferrachos.

En cada casa entran primero los feos, simbolizando el peligro por la entrada del mal, después entran los guapos, simbolizando la entrada del bien. Al salir de las casas, siempre salen primero los feos y después los guapos, simbolizando la derrota del mal y el triunfo del bie.

A las familias que hayan sufrido un fallecimiento a lo largo del año, se debe (según la tradición) entrar con los cencerros tapados para no producir ruido, en señal de respeto.

Al recorrer las casas o si tropiezas con ellos en la calle y una vez dado el donativo económico que te pide, te embadurnan la cara con un tizón, siendo una señal de que ya has colaborado, es conveniente no quitarse la marca mientras estés en la calle porque de lo contrario te volverán a exigir su pago. El lado más alegre y divertido de estas fiestas es que durante todo el recorrido que efectúan estos personajes por el pueblo son perseguidos por niños y personas jóvenes que les provocan. Cuando alguno de ellos es cogido por alguno de los personajes, le golpean y les bailan, al son de las castañuelas de la Madama y el Galán y al sonido de los cencerros de la Filandorra y el Diablo.